Cultivo

Preparación del terreno

Los suelos perfectos para establecer plantaciones de Paulownia son todos aquellos de base arenosa, incluyendo margas y suelos volcánicos. No obstante el árbol es capaz de crecer en otros suelos, pero para ello es recomendable efectuar una ligera adecuación de los mismos.

Hay que evitar subsuelos muy duros o rocosos. Se puede comprobar la calidad del suelo haciendo una simple cata, manual o mecánica.

En caso necesario hay que efectuar un subsolado, preferentemente con maquinaria. A lo largo de cada línea de árboles a plantar.

En caso de suelos poco apropiados, con una cantidad superior al 20 % de arcilla hay que añadir una gran cantidad de materia orgánica y drenante: mulching de corteza u hojas de pino, de hojas de vetiver, compost, arena, picón, grava fina, polvo de piedras, etc.

La Paulownia no admite suelos encharcados. La tabla de agua ha de estar siempre a una profundidad mínima de 2 – 2,5 metros. El drenaje ha de ser óptimo.

En caso de que se quiera establecer plantaciones en sítios muy difíciles, donde sea necesario establecer en poco tiempo una cubierta vegetal no queda más remedio que acudir a operaciones con maquinaria pesada. Una retroexcavadora (mientras más grande mejor) equipada con una pala fina (de las empleadas en zanjas para conducciones de tuberías o cables) es lo más apropiado. En poco tiempo se puede cavar zanjas de unos dos o tres metros de profundidad (o más) y relativamente estrechas. Las zanjas se rellenan con tierra más apropiada y se plantan las Paulownias.

Establecimiento de Plantaciones

Hay que emplear siempre clones seleccionados y a ser posible de micropropagación, que se pueden plantar directamente en el campo.

No hay que emplear nunca semillas, salvo excepciones con fines de investigación y selección de nuevos clones, pues la calidad es muy variable.

El empleo de esquejes de raiz no está muy aconsejado debido al coste y dificultad de su establecimiento, que primero ha de hacerse en vivero y luego en el campo. El índice de exito es además bastante bajo y existen riesgos de transmisión o importación de patologías.

Desde un punto de vista fitosanitario y productivo los arboles de micropropagación son siempre la alternativa más fiable y segura..

Elección de Clones

La tendencia hasta la fecha es de establecer plantaciones monoclonales (un sólo clon). En América del Norte (EEUU y Mexico) predominan las plantaciones de un sólo clon de la especie Paulownia elongata. En Australia lo mismo, pero de la especie P. fortunei.

Esta práctica no es errónea, pero es más aconsejable emplear una selección lo más amplia posible de especies y de clones. A los dos años se puede tener una idea muy clara de cuales funcionan mejor y cuales peor.

Los clones que demuestren un rendimiento pobre deberán descartarse para futuras plantaciones en la zona, pero no para plantaciones en otras áreas.

La distribución natural de la paulownia es enorme y cubre amplias zonas de millones de hectáreas en Asia, con una gran variación de suelos, climas y otros condicionantes. Esto explica el porque clones muy similares pueden responder de forma no idéntica a ligeras variaciones en el cultivo.

Una plantación mixta de este tipo es más resistente a las posibles plagas, condiciones adversas de cultivo, metereología, etc.

En plantaciones forestales de otras especies es una práctica cada vez más habitual el empleo de una gran variedad de clones. En eucaliptos no son raras las plantaciones que emplean veinte diferentes o más. Esto es un seguro de exito, pues si un clon en particular es susceptible a determinada plaga o a las condiciones de la zona su pérdida no significará más del 5% del total de la plantación.

El establecimiento de plantaciones con una amplia diversidad genética son una forma segura de evaluar el potencial de nuevos clones que aparezcan en el mercado, comparándolos, en similares condiciones, con los ya establecidos y sin necesidad de poner en riesgo un proyecto completo.

Notas de Cultivo

La Paulownia NO crece en tierra muy arcillosa. El porcentaje de arcilla no debe sobrepasar el 20%. Son preferibles siempre los sustratos arenosos, se desarrolla muy bien en arenas volcánicas y graníticas. El pH ideal del suelo va de 6 a 7.

Admite aguas con alto contenido orgánico, pero NO aguas salobres.

El marco de plantación es variable, depende sobre todo de la climatología, profundidad del suelo y características del mismo. El marco mínimo es de 2 x 3 metros, 1.600 árboles por hectárea. Los marcos de plantación habituales son de 3 x 3 metros, 1.100 árboles y 3.5 x 4 metros, 725 árboles.

Otros marcos utilizados son 6 x 4 e incluso más, pero no existe unanimidad por parte de los productores y marcos de plantación muy amplios pueden llegar a ser antieconómicos en plantaciones madereras y son empleados con otros fines: plantaciones de sombra en áreas urbanas, producción de hojas para forraje o jardinería y paisajismo.

El riego ha de ser abundante, mínimo una vez a la semana, mejor a diario, sobre todo durante el primer año o temporada de crecimiento.

En la primera temporada de crecimiento es conveniente eliminar los brotes laterales (ramas, nunca las hojas), cada tres u cuatro semanas, hasta una distancia de un metro, o menos del extremo superior de la copa. La técnicas de poda son sencillas, pero fundamentales para obtener madera de primera calidad (exenta de nudos). Los brotes laterales se eliminan fácilmente cuando son tiernos sin necesidad de herramientas, hay que hacerlo antes de que se desarrollen o lignifiquen a fín de evitar marcas en la corteza o posibles nudos en la madera.

Existen varias técnicas de poda diferentes en función del destino de la madera y sobre todo de la zona de plantación. Actualmente estamos trabajando en un análisis comparativo para determinar las más seguras y rentables.

Resistencia al frío: Siendo fortunei la especie de Paulownia más tropical, apta para gran variedad de climas mediterráneos, subtropicales y tropicales. Presenta una tolerancia al frío bastante considerable, pudiendo desarrollarse en lugares donde las temperaturas invernales alcanzan los 10º C bajo cero. Paulownia elongata y los híbridos de fortunei x elongata son incluso más resistentes al frío, -20º C. La paulownia más resistente es P. tomentosa, que aunque no se emplea en explotaciones debido a su crecimiento poco apropiado produce una madera especialmente apreciada y actualmente hay investigaciones orientadas a obtener clones de interés comercial.

En algunas zonas muy frías los troncos del primer año se protegen de quemaduras o los ataques de herbívoros, especialmente ciervos, con tubos de plástico preparados al efecto.

Las plantaciones a partir de uno o dos años de edad, dependiendo de las condiciones ambientales no necesitan apenas cuidados o mantenimiento.

Cultivo Forzado

La Paulownia se beneficia, como muchos otros cultivos de la inoculación con Micorrizas (hongos simbióticos). Una línea de investigación, que ahora se está contemplado es la evaluación comparativa de rodales inoculados y el empleo de diversos nutrientes naturales, con preferencia de pH neutro, como el humus de lombriz, el compost vegetal y los alginatos (base de algas).

El primer año es factible cultivar los árboles en vivero en condiciones controladas, incluso bajo invernadero, se debe emplear una mezcla profunda de sustratos ricos, ligeros y con buen drenaje.

El marco de plantación es de 1 x 1. Los invernaderos, en caso de usarlos han de ser muy altos, de unos siete metros como mínimo. La profundidad de los sustratos óptimos ha de ser de uno a dos metros como mínimo.

Al llegar el periodo de reposo se retiran los árboles, preferiblemente con maquinaria pesada de transplante, y con el mayor cepellón posible, se trasladan a la ubicación definitiva y se plantan.

Este sistema permite una mayor homogeneidad en las plantaciones y fustes más altos en zonas que no son las más aptas para el cultivo de la paulownia, especialmente en zonas de suelos pobres, frías o con imposibilidad de aportes hídricos regulares.

En atmósferas de clima controlado se pueden obtener resultados de auténtico récord, con árboles de más de seis metros..

Plagas y Enfermedades

Las Paulownias son árboles muy resistentes y relativamente libres de enfermedades. No obstante es recomendable extremar las precauciones cuando se importe material a nuevas áreas y procurar trabajar siempre con clones de micropropagación certificados fitosanitariamente.


Listado de las principales plagas del cultivo

En China:

Mycoplasma sp. o Fitoplasmas

Partes afectadas: Toda la Planta: hojas, ramas, troncos, flores y raíces.
Produce la enfermedad llamada “Escoba de Bruja” o “Witches’ Broom”. Se propaga por el empleo de material contaminado y por insectos chupadores de savia. Esta enfermedad aparentemente está localizada en las áreas de distribución natural de la Paulownia en Asia, también ha aparecido en Estados Unidos.
Las semillas y plantas de Micropropagación no transmiten la enfermedad. Sí es transmitida por esquejes o estacas de raiz. (aunque el material es factible de ser desinfectado).

Enfermedades por hongos:

Sensible a antracnosis (Sphaceloma sp y S. paulowniae) Atacan hojas, tallos y brotes. Especialmente en arboles jóvenes y en condiciones de temperatura cálida 25º C y alta humedad 90 – 100%.

Hongos de las especies Rhizoctonia solani and Fusarium sp.

Otros hongos: Phyllactinia imperialis Miyabe, Uncinula clintonii Peck, Cercospora paulowniae Hori, Mycosphaerella paulowniae Shirai et Hara, Valsa paulowniae Miyabe et Hemmi, Septobasidium tanakae (Miyabe) Boed et Steinm.

Parásitos vegetales:

Dos especies de Loranthus,  también conocidos como Muérdagos, Loranthus parasiticus (Linn.) Merr. and Loranthus yadoriki Sieb. Son plantas parásitas de considerable tamaño y capaces de causar algunos daños al debilitar la planta atacada.  En cultivo fuera de Asia es muy improbable que la planta se vea atacada.

Insectos fitófagos y defoliadores:

Debido a la naturaleza de las hojas de las paulownias, grandes y nutritivas, que constituyen un buen forraje, esta planta, auunque muy resistente, puede ser atacada por algunas especies. En Asia las principales plagas de insectos fitófagos que le pueden afectar son: Agrotis ypsilon (Rott.), A. toxionis Butler, Euxoa segetum Schiff, Serica orientalis Matsch, Anomala corpulenta Matsch, Holotrichia diomphalia, Gryllotalpa unispina Saussure, G. africana palisot de Beauvois, Empoasca flavescens (Fabricius), Cicadalla viridis L., Cryptotothlea variegata Snellen, Psilogramma menephron Cramer, Batocera horsfieldi Hope, Megopis sinica White y Basiprionota bisignata Boh.

En Australia los mayores problemas son:

Orugas (caterpillars): Heliothis y Helicoverpa

Ácaros: “Two spotted mite”, “Tomato russet mite” y “Broad mite”.

Enfermedades fúngicas de la raiz: (con mucho el mayor y más grave problema): Phytophthora root rot (podredumbre de la raiz) y Armillaria stump rot (podredumbre de la base del tronco).


Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: